Recetas

La historia detrás de la receta: La Charlotte

Detrás de cada preparación, existe una historia que muy pocos conocen y la Revista Demesa se ha encargado de encontrarla para difundirla.

La historia detrás de la receta: La Charlotte

La Charlotte o Carlota es el nombre de dos tipos de postres franceses, uno frio y otro caliente que consiste en cocer o coagular al frio una crema, una mousse, un puré, etc. en un molde forrado con pan de molde o bizcochos. Pero qué quiere decir este nombre?

 

La Charlotte o Carlota original apareció a finales del siglo XVIII como un homenaje a Carlota Sofía de Mecklemburgo-Strelits, la esposa del rey Jorge III, el rey loco de Inglaterra, con la que contrajo matrimonio el 8 de septiembre de 1761.

La torta o el postre en cuestión esta hecha con una espesa mermelada de frutas aromatizada con limón y canela. Luego se vierte en un molde redondo tapizado con rebanadas de pan de molde untadas con manteca. Después todo el conjunto se cocina en el horno, se desmolda y se sirve tibio con una crema inglesa fría. Un claro ejemplo es el postre de carlota de manzanas.


Lo interesante de la historia es que el postre no se quedó ahí. A principios del siglo XIX el chef Marie-Antoine Carême, quien trabajó en Inglaterra para uno de los hijos de la reina, el futuro Jorge IV, creó otra versión de la Charlotte o Carlota, que se sirve fría o helada. Este postre a diferencia del caliente, no necesita cocción y esta compuesto de  ya puede ser de bavaroise a la vainilla o de una mousse al chocolate o al café, además de una pasta bomba o crema chantillí vertida en un molde de charlotte tapizado de bizcochos casi siempre empapados en café o en licor. Se dice que este postre se presentó al zar Alejando I en 1815 y debido a su gran aceptación el postre pasó a llamarse “Charlotte a la rusa” o “Charlotte Rusa”.